El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aceptó ayer la “invitación” del Gobierno dominicano y del exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, a retomar un diálogo con la oposición. “Quiero anunciar que (…) acepto esta nueva jornada de diálogo”, informó el jefe de Estado venezolano en cadena obligatoria de radio y televisión, en referencia a lo que él mismo señaló como una “invitación” por parte de República Dominicana y de Rodríguez Zapatero.

Maduro indicó que esto implica “instalar en las próximas horas una nueva jornada de diálogo para la paz y por la democracia venezolana”. El canciller venezolano, Jorge Arreaza, informó este martes en París a su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, que las conversaciones comenzarán este miércoles en República Dominicana.

Para lo que parece un nuevo proceso de conversaciones, el mandatario venezolano designó a Jorge Rodríguez, actual alcalde del municipio Libertador de Caracas, para que represente a su Gobierno en esta reunión y para “continuar los esfuerzos de diálogo” del país. Aseguró que esta invitación tiene todo su compromiso “para que las cosas sigan saliendo bien y para que avancen”.