República Dominicana debe mejorar su estrategia nacional en materia de ciberseguridad, ya que a pesar de tener un marco regulatorio sólido no cuenta con herramientas eficientes para la detección y monitoreo de ataques sofisticados de seguridad de la información.
César Novo, director ejecutivo de servicios financieros de la firma EY, sostiene que aunque la Ley 152-02 es una de las más avanzadas en la región, República Dominicana no ha impulsado una política integral que haga frente a cualquier incidencia que se deba resolver en el corto plazo..

“El Dicat y organizaciones como el Instituto Nacional de las Telecomunicaciones (Indotel) están haciendo importantes avances pero falta una estrategia nacional que incluya la creación de centros de rápida respuesta para poder enfrentar cualquier tipo de ataque a instituciones del sector público y privado”.

La innovación en tecnología es, según Novo basado en el último estudio en materia de ciberseguridad del BID y la OEA en Latinoamérica, otro de los obstáculos que tiene el país.
“El sector bancario es un sector maduro en ciberseguridad pero no hay un reglamento en esta materia ni una inversión anual adecuadamente proporcional a las inversiones en tecnología de las entidades”.