Los conflictos y los desastres naturales han hecho aumentar las necesidades humanitarias en 2018, por lo que la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reclama 1.060 millones de dólares para asistir a 26 países.

La agencia solicitó en un comunicado que los donantes renueven su apoyo financiero este año y permitan financiar acciones para ayudar a más de 40 millones de personas que dependen de la agricultura de subsistencia en esos países.

En concreto, se pretende restaurar rápidamente la producción local de alimentos y mejorar la nutrición con el suministro de semillas y otros insumos agrícolas, proteger el ganado, mejorar la gestión de los recursos como la tierra y el agua, y distribuir dinero en efectivo para que las familias puedan comprar alimentos de inmediato.

Las últimas estadísticas de la ONU señalan que el hambre se ha incrementado en el mundo hasta afectar a 815 millones de personas, principalmente por la intensificación de la violencia y del cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *